Ad Code

“…La AFC, que fue una respuesta concreta para enfrentar el grave problema de pérdida de mercado…”.-

La fruticultura regional ha experimentado en los últimos años un importante desarrollo productivo, tecnológico y de escalonamiento en los mercados internacionales. Para consolidar este proceso, Corfo junto a las  asociaciones de agricultores, exportadoras y universidades está desarrollando el PER FRUTICOLA (Programa Estratégico Regional Frutícola) que tiene como objetivo “Impulsar en la Región de Valparaíso una Fruticultura Sustentable en los mercados internacionales, con productos de alto valor, amigable con el medio ambiente, económicamente rentable y con equidad social“. Se incluye la ejecución del plan integral “Aconcagua”, que es un conjunto de inversiones con una mirada integral de la cuenca del rio Aconcagua, que beneficia a agricultores y usuarios, garantizando el consumo humano y riego, de manera sustentable y en el tiempo .

Como federación de agricultores estuvimos participando en los inicios del PER Frutícola y expresamos ahí nuestra opinión como sector AFC. El programa potenciaba el trabajo con las uvas, nueces, paltas y cítricos y dejaba de lado a los productores de  carozo (de durazno conservero) que solo en la Región de Valparaíso superan las 2.500 ha, donde la mayoría son productores de la AFC de la comuna de Putaendo, con más de 750 ha.

Ante esta situación se conformó, al alero del Indap,  la mesa público-privado del durazno conservero de la AFC, que fue una respuesta concreta para enfrentar el grave problema de pérdida de mercado y rentabilidad de este rubro, donde se trabaja en identificar qué proyectos son necesarios para mejorar la productividad y competitividad del rubro carozo. En este  contexto se ha priorizado, junto al Indap y Gore, la necesidad de incorporar en las plantaciones de carozos, damasco y nogales el riego tecnificado, la construcción de tranques prediales y el uso de energía fotovoltaica, de tal manera de aumentar la productividad de estas plantaciones. También se prioriza la necesidad de industrializar la producción con mayor valor agregado, mejorando la elaboración del huesillo e incorporar el descarozado y medallones, pero también se debe iniciar un creciente proceso de innovación y reconversión productiva que permita la incorporación de nuevas variedades de carozos y/o cambiar a otras especies como nogales, uvas, cerezas, cítricos, las cuales experimentan altas rentabilidades en los mercados internacionales.

Dentro de las actividades más importantes realizadas en esta Mesa del Carozo, está una gira tecnológica FIA, realizada a Mendoza por 12 productores, para conocer el desarrollo de la industria conservera, nuevos manejos agronómicos del durazno y principalmente conocer empresas dedicadas a la producción de maquinaria agrícola para la industrialización de la fruticultura, lo que permitió abrir un nuevo horizonte de oportunidades y expectativas de cambio para el rubro carozo. Se han desarrollado también un seminario y talleres con la institucionalidad regional incluyendo al Gore, Corfo, Prochile, BancoEstado y Sercotec.

También se está trabajado junto a dos empresas en el desarrollo de un prototipo de secador solar-gas, con un alto desarrollo tecnológico y de aseguramiento de calidad, que permita a una empresa familiar trabajar en el periodo estival en la elaboración de frutos secos; y sobre todo deshidratar productos durante todo el año, lo cual constituirá una gran innovación tecnológica para el desarrollo del rubro frutícola de empresas pertenecientes a la Agricultura Familiar. Este proyecto, después de dos años de diseño, se presentó en marzo del 2018 a Corfo para buscar su financiamiento.

Finalmente, se trabaja con Prochile regional, para  fortalecer la capacidad exportadora de un conjunto  de empresas AFC y conocer cuál es el mayor potencial de mercado en Latinoamérica para nuestra fruta seca del carozo,( huesillos , descarozados y medallones). Por ello se pretende prospectar el mercado del Perú, para atraer potenciales clientes.

El Per Frutícola y la Mesa regional del Carozo, son mesas de trabajo público-privado y creemos por cierto que son formas eficaces de enfrentar la problemática del sector de la agricultura regional. Sabemos que los pequeños productores solos no podremos enfrentar los problemas que tenemos, ni tampoco la institucionalidad publica es capaz de responder con mayor eficacia a los requerimientos de una agricultura que está un creciente proceso de cambios, en relación con mercados competitivos y exigentes en calidad. Entonces, hoy existe un espacio para abrir mayores oportunidades para todo el sector agrícola, incluyendo a la agricultura familiar. Ello debe darse dentro de un marco de más dialogo y cooperación y de un trabajo público-privado regional efectivo y concreto. De esta manera habrán más empresas familiares campesinas (EFC) y empresas asociativas (ECA)  trabajando en la fruticultura, con rubros que se proyectan cada vez más en los mercados internacionales.

RAUL ITURRIETA

PRESIDENTE

FEDERACION VALLE DEL ACONCAGUA AG

Categorías: Editorial

Comenta aquí